lunes, 31 de mayo de 2010

A sufrir

Esta entrada -advierto- bien podría ser una hoja de mi Diario, pero como no llevo Diario...

He decidido dejar de fumar.

Será difícil, lo sé. No es la primera vez, ni la segunda. Es más: ya perdí la cuenta de cuántas veces lo he intentado. No se sorprendan si en la siguiente entrada anuncio mi regreso al vicio.

¿Algún aliciente? ¿alguno que no sepa?

De momento, sólo pienso en que de aquí a un mes estaré mejor... eso espero.

4 comentarios:

Señor Malafacha dijo...

Yo creo que si eliminas todos los cigarros de tu casa y te mantienes ocupado para evitar la tentación, por lo menos ese mes, lo lograrás.
Y si fallas pues lo vuelves a intentar cuanto antes, y si fallas pues lo vuelves a intentar cuanto antes, y si fallas pues lo vuelves a intentar cuanto antes, ...

Si hay niños en tu casa, ese puede ser un gran aliciente.

"Mostrar verificación de la palabra": hueva.

Luisz dijo...

Es uno de los casos en los que intentarlo no basta. Hay que hacerlo y ya. Mis conocidos ex fumadores no reportan beneficio alguno, ni en su salud ni en su bolsillo, simplemente extrañan fumar.

Por otro lado, yo no fomento ni fomentaré jamás el cigarro, aunque suene como que sí.

Saludos.

encontrado dijo...

Desde la gran Tenochtitlán, te envió mis más animosas porras para que lo logres -yo lo hice y de verdad se siente chido-

Suerte y de pasadita, espero tu colaboración para la función del circo no 27.

Ahí estamos al pendiente

esteban lob dijo...

Hola Joel:

Hace poco estuve en una reunión social en que casualmente había 6 ex fumadores liberados del vicio con éxito.
Cuando un séptimo no redimido intentó encender un cigarrillo, se abstuvo para no tentar a los demás.
En todo caso, como dicen los aficionados al deporte, "Sí se puede".

Ánimo amigo.