domingo, 8 de marzo de 2009

Poema

De todas las mujeres del planeta,
de todas las bellezas de este mundo,
hay una que este pobre vagabundo
conoce por el nombre de JULIETA.

Su cuerpo es un refugio en la tormenta;
sus palabras, consuelo en mis derrotas;
sus caricias, un baño -gota a gota-
de aliento, de esperanza, de paciencia.

Ella es mi libertad, mi sol de oriente,
mi sábana y colchón, toda mi cama,
mi agua, mi café con pan caliente.

Su beso me despierta en las mañanas
y anhelo estar con ella eternamente
pues yo la amo y… sí, ella me ama.

11 comentarios:

Lord Eggs dijo...

La intención es lo que cuenta, no se preocupe.

TheJab dijo...

Lord Eggs: preocupado no estoy, jeje. Sé que a Julieta (a) "Tiburcia" le gustará cuando lo lea.

Héctor dijo...

Zas!!

Lavo mi plato, apago la luz y me retiro...

Que la pasen bien...

Isabel Estercita Lew dijo...

Que poema más hermoso, un orgullo para tu amada.

Saludos

W dijo...

Wow Joel...

Qué bonito poema !!!

Felicidades a Julieta por inspirarte de esa manera !!!!

esteban lob dijo...

Ya pensaba acerca de lo que diría Tiburcia al leer un homenaje a otra.
Pero...claro...habría sido igual a un suicidio. Era la misma. ¡¡¡¡

MNB dijo...

¡Qué lindo!

¡Qué orgullosa debe estar Tiburcia!

Muy romántico nos salió Don Joel.

Abrazos.

TheJab dijo...

Héctor: vuelva pronto.

Isabel: gracias. Tal como lo imaginé, el poema le gustó a Tiburca.

W: harán que me sonroje...

Esteban: menos mal que fue todo aclarado ¿verdad?

MNB: confieso que es apenas mi primer soneto y, como quise dar a Tiburcia una sorpresa (y tenía que hacer algo rápido), elegí el amor como tema de mi experimento letrista.

Gracias a todos.

Angie dijo...

A tiburcia no es a la única que le ha gustado! Enhorabuena, eres afortunado por tener todo eso que cuenta el poema en tu vida. No todo el mundo corre la misma suerte! Un besote. Angie.

malenuschka dijo...

Tarde pero seguro. Bato palmas por aquellos que no acepten el yugo la rima a cualquier precio.

TheJab dijo...

Angie: en realidad, mientras escribía mi poema no contemplé la posibilidad de que cruzara el Atlántico y, encima, le gustara a alguien de España.

Malenushka: Nunca es tarde. Bienvenida y gracias.