jueves, 13 de noviembre de 2008

Megan Jael

Cierto que hay muchas cosas que se pueden olvidar, pero algunas son olvidos y otras son cosas nomás”; Alfredo Zitarrosa, en 'Pa´l que se va'.

Ahí van muy contentos Tiburcia y TheJab rumbo al Registro Civil, donde se encontrarán con los Padrinos del Coco, quienes serán testigos del registro de Megan Jael.
Ya en las oficinas, empieza el papeleo: a llenar la forma, a tomar lugar en la fila…
Hasta que luego de pocos minutos, la persona que nos atendió en primera instancia nos pide que pasemos con la Oficial del Registro Civil, pues es necesario que ella misma apruebe los nombres que deseamos poner a nuestra hija.

Llegados ante la Oficial, de nombre Olvido Espelosín, nos pide el significado de los nombres; se los decimos. Hace cara de ‘no, esos nombres no me gustan'. Busca en su computadora. No sé en qué sitio buscó, pero los nombres no le aparecieron. Menciona la funcionaria que no le es posible aprobar ninguno de los dos nombres. Nos da instrucciones: “Traigan el significado de los nombres impreso para que se los pueda aprobar”. Le indico que puede buscar en otras páginas y encontrar fácilmente lo que requiere. Contesta: “No señor, tengo gente esperando. Mire.” Y en efecto, había ya una fila de tres o cuatro personas que no se habrían acumulado, creo yo, si la funcionaria tuviera un poco más de colmillo para hacer su trabajo… en fin.

De vuelta a casa, buscamos de inmediato el significado de los nombres para imprimirlo tal como la Oficial Olvido lo había indicado. Hecho.
Entro en la página oficial del Registro Civil, busco ahí los nombres. Aparece el bíblico Jael, pero no aparece Megan.
Escribo a la dirección de correo electrónico para sugerir que el nombre sea dado de alta.
Recibo contestación: el Lic. Jorge Omar Ojeda Rodríguez, Asesor Técnico, nos dice que con imprimir el significado de los nombres y presentar el documento bastará para poder autorizarlos.

Llegada la fecha de la siguiente cita, ahí vamos otra vez niña, padres y testigos, ahora acompañados también por el Coco.

Entre los documentos que llevábamos estaban la impresión de la página oficial del registro civil donde aparece como aceptado el nombre Jael; también una copia del correo enviado por el Lic. Ojeda.

Ya con la amable persona que nos atendió para finalmente dar lugar al registro, tomó ella los significados de los nombres y fue con la Oficial Olvido Espelosín… para regresar con una nueva negativa. Le entregamos entonces el resto de los documentos, va otra vez con la Oficial y regresa con una buena noticia: los nombres han sido aceptados; “Donde manda Capitán…” dice ella.

El registro finalmente se llevó a cabo y ahora nuestra hija tiene nombres y apellidos: MEGAN JAEL AMPARÁN GONZÁLEZ.



















Hasta la próxima.

22 comentarios:

Luisz dijo...

Apellido de prosapia literaria tienen ustedes TheJab, Coco y Megan Jael.

¡¡¡ Felices letras !!!

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Porque crees que nos decidimos por Sebastian? Yo le queria poner "Hellboyito".

Por cierto algun dia les llevare su regalo de Megan, quizas el sirva para la prepa.

Revisa este enlace para recomendaciones de cuidado..http://humor.desvariandoando.com/2008/01/cuidados-del-beb-manual-de.html.

Un abrazo a los 6.

Donbeto dijo...

¡Carajo! Pinche descuidado, desatento, asocial, pedorro, ojete, ermitaño y adjetivos conexos que soy.
¿Cómo ocurrió que ignoré el hecho de que una criatura que inició su formación con un espermatozoide de TheJab y un óvulo de Tiburcia y que ahora es presentada al mundo con una sonrisa ¿pícara? y unos grandes ojos, increiblemente -por lo grande- almendrados andará por el mundo con el improbable nombre de Megan Jael?
No me queda salida decorosa. Es de dudar que exista amistad ante una obliteración mayúscula del conocimiento de tan gran acontecimiento pero...ni pedo, diré, simplemente, con harta simpatía....¡congratulaciones!
ps: llegué para ver lo de Sony y simpatizo plenamente con tu indignada postura. Pero anticipo que a esos obtusos les valen madre nuestras protestas. Hace doce años decidí boicotear a Banamex por una indignidad hacia mi. Mantengo y mantendré mi postura pero esos tipos parecen pasarse mi boicot, junto a algunos "cuadritos" de papel sanitario, por el culo.
Abrazo com-padre

Sidurti dijo...

¡Caray! ¿Enserio es Olvido el nombre de la Oficial? ¿deveritas, deveritas? Jajaja con ese nombrecito se explica que se ponga exigente. Menos mal que no optaron por un nombre más autóctono como alguno otomíe, los cuales requieren diérecis, apóstrofes o las tildes (o como se llame la línea ondulada) de la Ñ, razón po r la que sus nombres no son aceptados.

Curioso, siempre escuché el bíblico Jael en hombres, a pesar de ser nombre femenino... aún así tengo una duda:¿ es [yael] o [jael] su pronunciación?

Viejo Errante dijo...

Pos que ching4dos le importa a esa p3nd3ja del Registro cómo le pongan ustedes a SU PROPIA HIJA (bueno, mientras no sea un nombre humillante o ridículo, como el de ella, no hay problema).

Antonio dijo...

¿A poco la ley exige mostrar el significado de un nombre? Ese me parece un absurdo. Deberíamos tener el derecho de poner a nuestros hijos el nombre que se nos antoje. Ya sé que algunos estarán pensando que soy un padre desconsiderado que no piensa en las burlas de que harán objeto a su hijo. Pero yo a esos críticos les adelanto: un nombre puede ser bonito aunque no signifique nada, tal como puede ser horrible un nombre con un significado tan profundo como Herculano.

Si a esas vamos, en nuestra católica sociedad existe la costumbre de castigar a los niños con el nombre que aparece en el santoral, sin importar que tan horripilante sea el nombre. En todo caso, los requisitos que deberían exigirse van en torno al nombre de los individuos a canonizar: nadie es santo si no tiene un nombre decente. A mi abuela, católica extremista ella, le tocó sufrir un nombre que no le gustaba y, extrema en inteligencia tanto como en carácter, a sus 5 hijos les puso los nombres mas bonitos que se parecían a lo que el calendario sentenciaba.

Felicidades a ambos 4, tanto por su bonita hija como por su talentoso Coco.

Un Abrazo

Antonio dijo...

Ahora que, mi coraje se debe a que yo no pude registrar a mi hijo como "Tecólido" (tecolido.blogspot.com)

Un Abrazo

TheJab dijo...

Luisz: verá usted que mi padre ya ha escrito un libro y le ha ido muy bien... algo se nos debe pegar.

JC Bujanda: No, po's sí, mejor Sebastián.
Lo que muestra la página de cuidados del bebé está genial, jeje.

Donbeto: tampoco se haga usted menos. Dejémoslo en descuidado y desatento.

Sidurti: yo creo que la oficial se puso exigente en un afán exagerado de proteger a la pequeña de futuras burlas.
La pronunciación es [JAEL], así como [JOEL].

Viejo errante: 'Olvido' tampoco me parece humillante. Un poquitito ridículo, tal vez. ¿Qué le importa cómo le queremos poner a nuestra hija? Bueno, creo que ese es su trabajo.

Antonio: muy acertados sus comentarios. Imagínese el día que en Brasil se les ocurra aplicar las mismas normas...
Por cierto, ¿es usted el autor del blog Tecólido?

Christian dijo...

Megan es supercarismática con su sonrisa.

¿Crees que la oficial me acepte el nombre de 'Frankenstein' para una niña, o a fuerza tiene que ser niño?

Mariana dijo...

Esta hermosa tu Megan!! Esos ojotes te van a dar unos cuantos dolores de cabeza cuando este grande eh!!

Y fijate que dentro de lo que cabe, esta bien que en el registro custionen tanto los nombres... en una de mis plantas tengo a una pobre ingrata que se llama Maria Circunsicion... por k la pobre tuvo la mala suerte de nacer el dia en que circuncidaron a Jesucristo :S... tons en esos casos pues k bueno k ya no dejan poner cualquier cosa jaajajaja


Te mando un beso

Angie dijo...

No veas lo grande que esta ya, no? que tiempo tiene? está para comersela!

Besos.Angie.

esteban lob dijo...

Con todas las peripecias que la niña ha tenido que pasar, sin saberlo, para recibir su nombre...será una luchadora en la vida, creo.

TheJab dijo...

Christian: hasta donde yo sabía, Frankenstein es apeído... igual no creo que lo acepten.

Mariana: no crea, esos ojotes ya me han dado dolores de cabeza... ¡son los de Tiburcia!

Angie: en el momento de contestar tu comentario, la niña tiene dos meses y 5 días.

Esteban: más vale que sea luchadora, con lo difícil que andan las cosas por acá.

V for Vancouver dijo...

Yo sólo espero que tu hija te perdone cuando sea mayor.

Viejo Errante dijo...

¡¿Frankenstein?! No ma...nches.

Christian dijo...

V for Vancouver y Viejo Errante:

Bueno Frankenstein será el nombre que acordamos mi novia y yo para nuestra primer hija; y para nuestro primer hijo será El Capitán Cronch.

Ah, sí también habrá un Juan Ciclópio, desde luego, si es hombre.

Viejo Errante dijo...

:) Nombre, ustedes sí que están graves. :)

TheJab dijo...

V for Vancouver: esperemos, esperemos.

Viejo errante: ¿Graves? ¿Los comentaristas o Tiburcia y yo?

Christian: Si quieren ganar tres a cero, primero hay que anotar el primer gol (disculpe ud, la redundancia).

Anónimo dijo...

Nombre hermoso y diferente para una princesa unica y hermosa.

La orgullosa madrina

Christian dijo...

Joel:

Es que es bueno planear. ;)

Viejo Errante dijo...

TheJab: Christian y su novia.

MNB dijo...

Esto es increíble.
¡Qué manera de hacerlos perder el tiempo y qué mal trabajan ahí!

En Chile no tiene que ir el bebé, sólo se necesita una persona que vaya, no necesariamente pariente y llevar la libreta de familia. El trámite es cortísimo y los padres eligen el nombre que quieran. Y si al niño después le molesta, se lo puede cambiar.

Preciosa la familia de Thejab y Tiburcia. Lindos los niños.
Felicitaciones.