jueves, 21 de abril de 2011

Mis Canicas por un Reino

Inventé este juego hace como dos años. Suele ser divertido, sobre todo si el oponente es m’ijo.

Dos jugadores.
Por cada jugador debe haber canicas que representen: un rey, una reina, un príncipe, una princesa, un obispo, un juglar, un filósofo (o científico), un hechicero, dos generales, dos mercenarios, trece guerreros, una bala de cañón y una bala simple. Algunas piezas son omisibles.

Debe haber, además, una prisión (o cementerio) y una canica Emperador. El campo de batalla debe ser rectangular y estar bien delimitado… con el único fin de que no escapen las canicas. Cada jugador ocupa una mitad del campo.
La disposición de las piezas por cada jugador es la siguiente:
Hasta atrás, Rey y Reina, Al lado de ellos, Príncipe y Princesa.
Frente a Rey y Reina se colocan Juglar y Obispo; al lado de éstos últimos van Hechicero y Filósofo.
Delante están los dos Generales, luego los Mercenarios.
Los Guerreros se colocan al arbitrio de cada jugador.
A la altura de medio campo y a un lado del mismo se coloca la Prisión (o Cementerio), donde quedarán las piezas capturadas (o muertas) en batalla.


Un turno por jugador, primero el de menor edad.
¡EMPIEZA EL JUEGO!
El jugador toma su bala (cualquiera de las dos), apunta desde la línea de tiro (roja intermitente) y lanza el canicazo. Las piezas golpeadas en el transcurso del viaje, contando rebotes, se consideran prisioneras (o muertas), con lo que irán a la Prisión (o… bueno, ya se la saben). Es importante señalar que aun las propias piezas pueden ser eliminadas.
El objetivo es capturar (…) al Rey del oponente.


REGLAS IMPORTANTES.
Se deben eliminar, en estricto orden:
Primer nivel, Guerreros y Mercenarios
Segundo nivel, Generales
Tercer nivel, Obispo, Hechicero, Juglar, Filósofo, Príncipe, Princesa
Cuarto nivel, Reina
Quinto nivel, Rey.
Si, por ejemplo, el Hechicero es golpeado cuando aún hay al menos un General, Guerrero o Mercenario, no se considerará al Hechicero como prisionero (…), sólo herido. Lo mismo para cualquier nivel, mientras niveles inferiores no hayan sido capturados por completo.

Gana el juego quien captura al Rey oponente. Además, el ganador se lleva el trofeo: ¡La Canica Emperador!

Notas:
Al momento de publica este post, Tiburcia posee la canica Emperador. Al más puro estilo de Bobby Fischer, la ganó y no ha vuelto a jugar.
Se recomienda escuchar música ad hoc. La última ocasión, puse lo que el común de la gente llama “música clásica”… a m’ijo no le convenció… tampoco el heavy metal… terminamos con “Glam” como motivación (el inicio de “The Final Countdown” lo convenció).

Hasta la próxima.

2 comentarios:

Ego dijo...

Suena divertidísimo.

Quien Resulte Responsable dijo...

Un excelente uso para esos videos porno que llevaban almacenados desde aquella vez que... momento...